25 de julio de 2007

Alexandre Vinokourov

Probablemente os suene ese nombre ya que ha salido bastante en los medios de comunicación estos días. Se trata de uno los ciclistas que más admiro, que más me gustan y que mayor repercusión tiene a nivel mundial. Sin duda, la personalidad más relevante de su país.

¿Por qué? Pues fácil, es un tipo valiente. Simplemente eso. Le tocó vivir en la época oscura del reinado de Armstrong, y encima en un equipo alemán donde era la tercera carta del mismo (delante estaban el eterno segundón de Jan Ullrich y la incumplida promesa de Andreas Kloden)

Pues bien, en un control anti-dopaje ha dado positivo. Ha dado un positivo por transfusión de sangre de otra persona. Si, si, ahora es fácil salir y acusar a todos los ciclistas que son unos dopados, que van hasta el culo (que yo no lo niego, es tan fácil como leer las declaraciones de Manzano, un ex-ciclista y ver lo que se hacía en la Operación Puerto) pero yo prefiero quedarme con la parte positiva de este asunto: Van cayendo. Los tramposos caen.

Vinokourov se la jugó. Se cayó en la etapa 4ª o 5ª y ha pasado los Alpes muy jodido. Y se la jugó, sabiendo que este era su último año para ganar un Tour y no defraudar a su país (es un semi-Dios en Kazajstán) Pero su jugada le ha salido rana.

Sobre el método empleado de dopaje se puede hablar mucho porque me parece el más peligroso de todos, ya que los médicos de los ciclistas y los directores de los equipos tienen mil métodos diferentes para camuflar las sutancias dopantes.

En fin, me quedo con que el futuro del ciclismo, ahora mismo, es que o es sin dopaje o no es. Y me explico: las grandes marcas comerciales, que al fin y al cabo son las que ponen la tela mandanga, se van de este deporte porque no quieren que su imagen esté ligada a mentiras y a tramposos. Sin dinero este negocio se acaba. Soluciones, muchas, pero desde luego no machacar a los ciclistas, sino que hay que ir a por los médicos y los directores de equipos auténticos criminales que destruyen este deporte tan hermoso llamado ciclismo. Ya se han cobrado muchas víctimas.

Mientras tanto, me quedo con el gran Vinokourov, el que atacaba aún a sabiendas de que le podían pillar y dejarle reventado en cualquier cuneta, Vino el Valiente:



4 comentarios:

Carlitox dijo...

Poti muy buen post me ha gustado, la verdad esque lo de Vinokurov es una putada, pero es lo que hay.

El ciclismo sin doparse no existiría, lo que pasa esque pillan a los que ya lo hacen sin cortarse un pelo, todos se dopan en mayor o menor medida pero pillan a los que se pasan, eso es asi y tu lo sabes, de todas maneras que viva el ciclismo y a ver si Gana Contador, que siempre es bonito que gane un Español.

Carlitox dijo...

Por cierto se me a olvidado, el video no va, intenta arreglarlo so eso.

Un abrazo poti.

Jorge Poti dijo...

El vídeo lo han quitado. Se ve que tras el positivo el tipo se ha ofuscado xDD

Pondré otro y me parece que Contador no va a ganar.

Mayte dijo...

Muy buena entrada, pero en mi opinión tienen que ir a por todos: directores, médicos y ciclistas, que al fin y al cabo los ciclistas son los que tienen realmente la última palabra y los que "se dejan" hacer. Todos son culpables. Una pena que un deporte DE VERDAD (aunque no me guste, me parece increible lo que hacen y lo admiro) este ensuciado por este tema.