26 de julio de 2007

Están matando al ciclismo

A falta de las explicaciones del equipo Rabobank, la expulsión de Mickael Rasmussen por parte del equipo holandés cuando iba líder destacado del Tour, vuelve a traer a los aficionados a los fantasmas del dopaje.

Si ayer los aficionados (no sólo del ciclismo en particular, sino del deporte y el espectáculo en general) nos quedamos totalmente anonadados ante la retirada de Astaná y de su líder, Alexandre Vinokourov, por dar positivo en un control anti-dopaje, hoy, casi a la medianoche, nos sorprendíamos con este bombazo informativo (deportivo, se entiende)

En fin, yo me considero seguidor del deporte y el ciclismo está entre mis favoritos y estas cosas no las entiendo. Que un tío se juegue 2 años de su sueldo, se juegue su honor, se juegue su prestigio en una especie de ruleta rusa donde sabes que al final la bala te va a dar es una cosa que no entiendo. Porque antes o después los pillan, antes o después caen, los mentirosos, los tramposos caen, aunque no creo que sean los máximos culpables ya que a mi modo de ver son sus jefes, que los presionan para ganar y competir a un nível inhumano.

Sé que es complicado, pero el futuro del ciclismo pasa porque vayan todos limpios o sino no habrá ciclismo a nivel profesional. Debería existir un convenio, un pacto de caballeros entre los ciclistas, un respeto al juramento hipocrático por parte de los médicos, una eliminación del fariseismo y del mal hacer de los directores...Un algo que le devuelva el maltrecho crédito a este deporte.

Es un deporte bonito. No agresivo para la naturaleza, gratuito para el espectador y en el que se aplaude por igual al primero y al último porque todos sufren encima de la cabra, son los esforzados de la carretera, pero que unos cuantos vándalos se carguen este espectáculo es una cosa totalmente intolerable.

Como intolerable es que las dos organizaciones más poderosas a nivel ciclista (UCI y Tour) anden peleadas en vez de ayudarse y promoverse. Como intolerable es que a Pereiro sigan sin reconocerle ganador del Tour del año pasado. Como intolerable es que la Operación Puerto no siga adelante y la presunción de inocencia (axioma máximo y principal de nuestro código judicial) se la pasen por las narices, eliminando y eliminando ciclistas, con sospechas e infundios, pero que por otra parte en un 99% son ciertos.

En fin, que tenemos a un españolito primero y posible vencedor del Tour, aunque ya no sé qué creer, porque algún día habrá que hablar largo de la Operación Puerto y de las bolsas de sangre etiquetadas con los nombres de A.C y Valv(Piti), Rudicio, etc,...

Por un ciclismo limpio, por un deporte justo:

Alejandro Valverde (mi ciclista favorito) ganando la Lieja-Bastogne-Lieja. Esto es espectáculo

2 comentarios:

Demasiado Indie dijo...

Bastogne, como en Band of Brothers, es lo único que me ha quedado realmente claro

Jorge Poti dijo...

Tú tranquilo, una tarde te hago un croquis.